Toggle navigation
INICIO NOTAS PROGRAMAS DEL LEGISLADOR CONTACTO

12-10-2017

Abad: “Más allá de las encuestas, esta campaña se hace en la calle y con la gente”

El jefe de la campaña oficialista en Mar del Plata sostuvo que "la elección del 22 es una gran oportunidad para afianzar el mensaje de Cambiemos"

El jefe de campaña de Cambiemos en Mar del Plata y diputado provincial Maximiliano Abad hace una lectura prudente del presente electoral en la provincia de Buenos Aires, más allá de que los números parecen indicar un triunfo holgado en General Pueyrredón. Luego de unas PASO muy favorables al oficialismo, todavía hay margen de crecimiento en Mar del Plata y la zona. Pero Abad destaca: “Nosotros no nos corremos del objetivo central de toda la campaña: escuchar a la gente, interpretar su demanda y llevar un mensaje claro. Más allá de las encuestas, esta campaña se hace en la calle y con la gente”.

Los números indican que, más allá del triunfo en agosto, Cambiemos puede seguir creciendo en Mar del Plata. ¿Cuál es el número que esperan para octubre?

No estamos pensando en esos términos. La elección del 22 es una gran oportunidad para afianzar el mensaje de Cambiemos y demostrarle a la gente cómo el futuro ya se está construyendo. Tenemos indicadores muy concretos de reactivación, de crecimiento, de obra pública terminada, de apoyo al mediano y pequeño productor. Tenemos indicadores positivos en materia de seguridad y en la lucha contra el narcotráfico por primera vez en 30 años. Tenemos mejores índices en todos los temas que se pusieron en la agenda a partir del 10 de diciembre de 2015. Seríamos necios si no salimos a contar eso, si nos quedamos en una lectura triunfalista de las PASO. Acá se ganó en agosto, como en casi todo el país, pero hay que consolidar el cambio en muchos sectores todavía, y en eso estamos concentrados.

¿Le van a ganar a CFK en la Provincia? Las encuestas son mejores que en las PASO.

Las encuestas son un insumo importante en las campañas, pero no son el factor que más te acerca el pulso de la realidad. Nosotros estamos muy conformes con la devolución que nos hace la gente en nuestras campañas de cercanía. Incluso el que no nos votó se detiene en las sombrillas, nos habla, nos cuenta qué es lo que no cierra y nosotros le explicamos lo que pensamos. Hay que pensar en el votante como un individuo con una historia, con particularidades, con problemas específicos, no como un número de encuesta. Esa es la forma de ampliar nuestra base electoral, yendo a buscar a quien no se convenció aún de que somos la mejor opción para el país, la provincia y la ciudad.

¿Buscarán los votos de Massa?

No existe tal cosa. Los votos no son de nadie, son de quien va a la urna y vota. Por ejemplo, casi el 30% del padrón que no votó en Mar del Plata: ¿qué decir en esos casos? ¿sus votos de quién son? La razón por la que una persona vota es muy compleja, mezcla un factor racional con una impronta emotiva muy fuerte. Entonces, el único camino es hablar, dialogar, esforzarse en tocar la fibra que incline la balanza. No existe más la política de líderes que mueven multitudes a su antojo. Lo que sí queremos es que todos vayan a votar, queremos reconstruir la confianza en el valor de las elecciones para una democracia madura, esa sí es una tarea que estamos desarrollando.

Pero sí existe el “voto útil”…

Claro que existe, pero no responde a la orden de ningún dirigente, responde a una elaboración personal que supone una evaluación de los contextos en los que se desenvuelve la elección. Yo prefiero un voto por la positiva, que surja del convencimiento y la esperanza de quien confía. Nosotros estamos enfocados en lograr ese voto en Mar del Plata y Batán. Cualquier otra cosa sería especulación.

¿Siente que la polarización de la elección se acentuará más en octubre?

Hay un escenario de polarización que está presente en el resultado de las PASO. El 70% de quienes votaron lo hicieron por dos fuerzas políticas. Así que ese escenario es innegable. Sin embargo también es cierto que esa polarización no se da en todos los distritos, muy por el contrario, los votos de Cristina están claramente circunscriptos. En el resto del país, en incluso en gran parte de la Provincia ese escenario de polarización no existe. Por eso hay que leer los resultados en toda su dimensión: es correcto hablar una polarización con el kirchnerismo, pero de un lado a una fuerza nacional, con equipos y una concepción nueva de la gestión pública, y del otro lado está la figura muy fuerte de la expresidente, y no mucho más.

Se espera un triunfo contundente de Cambiemos en Mar del Plata, a pesar de algunos indicadores de la gestión municipal que no van bien. ¿Cómo se explica esa situación?

Mar del Plata es un electorado muy consistente, que sabe dar mensajes claros. Yo creo que ve que hay dificultades, pero un gran empeño y seriedad en enfrentar los temas y no ocultarlos. Ese es un denominador común en todo Cambiemos: no se miente, no se falsea información, se va de frente con la verdad. El municipio ha sido devastado durante años, y dar vuelta esa situación llevará tiempo. Pero también hay que saber interpretar el problema de representatividad que el marplatense expresó en las urnas en agosto. No hay otra fuerza que haya generado expectativa en los votantes, que haya logrado imponerse como una alternativa. En muchos casos hubo un severo juicio del electorado para algunas fuerzas políticas. Ese es el mensaje que la dirigencia tiene que leer: se trata de la reconstrucción de todo el tablero político de la ciudad, y sin duda en ese replanteo la única expresión que brinda expectativa de futuro es la nuestra. Cambiemos es un proyecto nacional y provincial que está transformando a la Argentina, y nosotros debemos sumar plenamente a Mar del Plata a la fuerza de ese cambio. En tal sentido, la lista que encabezan Vilma Baragiola y Franco Bagnato ha logrado hacer propio ese mensaje, trabajando de manera ordenada, coherente y sostenida. Ese es nuestro objetivo y vamos a seguir llevándolo a cada rincón de la ciudad.

Fuente: lacapitalmdp.com

2017 © www.encuentro-ucr.com-ar - Todos los derechos reservados